En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Septiembre de 2013, mes que se presenta caliente…

Septiembre de 2013, mes que se presenta caliente…

Comparte este post:
Morning meeting del 2 de septiembre de 2013

Buenos días.

Bienvenidos todos de vuelta a la actividad. Ya estamos en septiembre de 2013, mes que se presenta caliente desde un punto de vista financiero, económico y sobre todo político, habiendo dejado atrás un agosto insulso en un primer momento, pero que con el paso de los días fue enturbiándose a cuenta de la inacabada “primavera árabe”, si es que así se la puede seguir llamando.

Con sus pertinentes altibajos, la atención mediática internacional sigue con (al menos) un ojo puesto en Oriente Próximo, avispero mundial de impredecibles consecuencias. Habiendo quedado Egipto relegado a un segundo plano, la respuesta militar occidental al régimen sirio mantiene la tensión en el ambiente, más aún tras la negativa del Parlamento británico a la intervención, lo que ha llevado también a Obama a plantearse el ataque sin el consenso de los suyos. Así las cosas, en la medida en que no haya respuesta contra el gobierno de Assad, los mercados se mantendrán en el límite de la delgada línea roja, con el precio del barril de petróleo como mayor exponente del nivel de tensión, lo que indisociablemente tendrá consecuencias en el resto de mercados.

Dejando la geoestrategia a un lado, EEUU es en estos precisos momentos la otra fuente de miedos y alegrías de los inversores. El tapering (quédense con esta palabra, traducción de la retirada gradual de estímulos de la Fed), conflictos armados fuera, puede dejar de ser una posibilidad para convertirse en una realidad este mismo mes si así lo decide el Consejo de Gobierno de la Reserva Federal a mediados de mes, pero la gran duda es la reacción de los mercados a la misma; entretanto se mantiene la máxima que reza: buenas cifras macroeconómicas son malas para los mercados y viceversa. Además está la vuelta del techo de deuda, que hasta la fecha ha sido solventado con acuerdos de mínimos alcanzados a última hora que más bien poco han solucionado, así como los rumores sobre el sucesor de Ben Bernanke al frente de la Fed, que en el caso de ser un halcón probablemente tendrían un efecto nada deseable en los activos financieros.

Europa sigue luchando por no ocupar portadas, pero la proximidad de las elecciones alemanas va a impedir que así sea, no tanto por el interés de las medidas de carácter interno, sino por la gestión de Europa a partir del 22 de septiembre en el momento más difícil desde que el euro es euro. En el horizonte siguen los programas de consolidación fiscal, monetaria y política, pero en un plazo más cercano, la posibilidad de un tercer rescate a Grecia o el sorprendente NO de Portugal a nuevas bajadas de salarios de los funcionarios.

Esta semana como es costumbre en la primera de cada mes, se citan el BCE y el BoE, y se publican los datos de empleo de EEUU, además de los indicadores adelantados de actividad de Europa y EEUU o nuevas subastas de deuda,  sin olvidarnos de las crisis abiertas en Oriente Próximo. Para empezar el día, el sector manufacturero de China se ha consolidado en terreno expansivo durante el mes de agosto, según datos de HSBC y del propio gobierno.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario