BLOG
25/11/2014 AUTOR: Pablo Nortes Planas Morning meeting

No luchar contra los bancos centrales

Buenos días.

Los mercados de valores siguen con sus tres premisas que han venido marcando los últimos años: «No luchar contra los bancos centrales, no luchar contra los bancos centrales y no luchar contra los bancos centrales».

Si a este cóctel se le añaden factores como un IFO alemán que remonta tras seis meses de lecturas a la baja y la celebración este jueves del día de acción de gracias en EE.UU., día que da apertura a la noche de compras y a su más que conocido «Black Friday», el ánimo de los inversores es más que optimista. Atrás parece que queda el miedo a la recesión global y lo que parecía un entorno macro deprimido se está transformando en un entorno que algunos economistas llaman «gold deluxe»: inflación contenida, mejora de balances de las compañías, facilidad monetaria, bajo precio del petróleo, etc. En algo debe ayudar todo esto a la deuda soberana española, cuando quienes exigían más de un 7% de interés ahora piden un 1,97%. Y hablando del petróleo, éste fue el sector que más sufrió en la jornada de ayer ante la débil expectativa de que se llegue a un acuerdo para reducir la producción de oro negro en la reunión de mañana de la OPEP .

Así, ayer conocíamos el dato del IFO, indicador del clima empresarial alemán, que sorprendía con una lectura de 104,7 puntos frente a los 103,2 del mes anterior y 103 esperados. No obstante, a la par que se publicaba el dato, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ponía, como de costumbre, su nota de cautela afirmando que las políticas expansivas sólo ayudan en el largo plazo si van acompañadas de reformas, especialmente en el ámbito laboral, y que estas políticas tendentes a elevar la inflación podrían encontrarse con limitaciones legales. Los inversores debieron de hacer oídos sordos.

Pero a pesar de todas estas alarmas germanas, según se desprende de una entrevista publicada por The Wall Street Journal, la Unión Europea no pediría mayores recortes en los presupuestos de Italia y Francia pese a no cumplir con el objetivo de déficit establecido para 2015. La dispensa estaría fundada en la baja demanda interna y el débil contexto macroeconómico.

En la corta semana que afronta Wall Street, ayer el PMI de servicios quedaba por debajo de las estimaciones (56,3 vs 57,1 e.) hecho que no impedía subir al S&P500 un 0,29% a cierre de sesión.

Hoy el interés inversor vendrá monopolizado por la publicación de las estimaciones de PIB 3T14 de EE.UU. y de Alemania, además de confianza del consumidor americano e Informe de Perspectivas Económicas de Europa de la OCDE.

Buen día.

Pablo Nortes Planas
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com