BLOG
26/11/2014 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Los mercados se han animado

Buenos días.

Si estamos de enhorabuena por qué no lo vamos a aprovechar. Es lo que deben de estar pensando los inversores varios días después de la bomba lanzada por Mario Draghi. Poco se nota en EEUU, más centrado en la buena marcha económica, pero en Europa las subidas acaecidas desde el viernes, si no están fundamentando subidas relativamente notables, al menos sí devolviendo a positivo a varios índices.

Cierto que el BCE y el PBoC, el equivalente chino, han animado los mercados, pero no menos cierto que se respira menos nerviosismo sobre el estado de la economía europea. El PIB 3T14 alemán constató un crecimiento minúsculo del 0,1%, aunque menos es nada pensarán muchos. La alegría no vino por la cifra en sí misma, sino por el empuje de la demanda interna, capaz incluso de sobreponerse a la caída general de la inversión por las muchas dudas a las que se enfrenta el empresariado germano en materia de economía y política internacional.

Y si era bueno el PIB alemán, aún mejor tenía que ser el de EEUU, que para eso son quienes son. En contra del pronóstico que auguraba una revisión a la baja del 3,5% al 3,3%, la primera potencia registró un crecimiento del 3,9% durante el tercer trimestre del año por consumo, inventarios e inversión empresarial principalmente. El precio de la vivienda ajustado estacionalmente de las veinte principales ciudades del país, medido por el índice Case-Shiller, subió tres décimas el mes pasado; recordemos la importancia de la subida del precio de la vivienda, en la medida en que a mayor sensación de riqueza de los norteamericanos, mayor propensión al consumo. Hubo un pero en el día por la vía de los indicadores y fue la confianza de los consumidores, que en noviembre se mostró más débil que en octubre y que las previsiones.

Igual que nos ha sucedido con otros asuntos de calado mundial, ponerse a tratar de desgranar qué quiere cada uno de los miembros de la OPEP se antoja altamente complicado. Aquellos cuyos costes de producción están cercanos al actual precio del barril de petróleo necesitan un apoyo de Arabia Saudí, pero a la vista de las declaraciones de sus representantes, las autoridades del Estado árabe parecen plenamente dispuestas a golpear en la línea de flotación de los productores del shale oil norteamericano. El desenlace, previsiblemente mañana en la reunión de los productores de petróleo.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com