BLOG
02/06/2014 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

La especulación sobre qué hará el banco europeo

Buenos días.

Abrimos una semana que de primero, segundo y postre va a tener en el BCE casi el único plato disponible, a pesar de tener batería de datos macro de gran importancia como el de empleo de EEUU, la reunión del Banco de Inglaterra o cualquier otro acontecimiento de calado que se pueda ir colando en la agenda.

Pero es que han sido muchas las semanas en las que la especulación sobre qué hará el banco europeo han dominado tertulias, comités y debates como para ahora desmerecerlo. A tres días escasos de comprobar si el Consejo de Gobierno decide bajar a las trincheras de las políticas monetarias ultraexpansivas, las variantes que se manejan como más probables siguen siendo, por este orden: (I) llevar la tasa de depósito a negativo para que la liquidez le queme en las manos a los bancos, (II) una nueva rebaja de tipos de interés, o (III) un programa de compra de activos a la europea, esto es, inyección de dinero bajo la condición estricta y necesaria de que éste sea destinado al crédito en la economía real. Cuál/es será/n la/s elegida/s está por ver, y como siempre hay que recordar que anticipar con certeza absoluta las decisiones de los banqueros centrales se antoja un ejercicio cuando menos arriesgado. La última, una supuesta filtración recogida por el alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung según la cual el BCE estaría barajando un plan de EUR 40.000 MM de crédito a las pymes del sur de Europa.

De regreso al pasado, el viernes nos dejó una serie de indicadores económicos en EEUU un tanto decepcionantes en líneas generales. A excepción del PMI Chicago, el resto, o bien se quedaron por debajo, o bien registraron tasas bajas. Ahí están gasto o ingresos personales, dado que el primero creció tan sólo una décima (frente a las dos esperadas) y el segundo experimenta un frenazo, o la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan, que cae desde 84,1 puntos hasta 81,9. Por otro lado, el PCE, una referencia de precios de mayor amplitud, que además es el seguido por la Fed, sube hasta el 1,6% en abril, aún a cuatro décimas del 2% del IPC clásico y representando un cierto margen de cara a la política monetaria.

Pero la certeza con la que hemos abierto la semana nos ha llevado a China. El PMI manufacturero correspondiente a mayo sube cuatro décimas hasta 50,8 puntos, dato positivo y necesario para calmar a unos mercados financieros que veían en China una amenaza creciente.

Buen día.

 

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com