BLOG
14/05/2015 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Factores indirectos los hay a grandes cantidades

Buenos días.

Las bolsas más eurodependientes están hoy por hoy plenamente expuestas a los bandazos de la moneda única, ya sea de subida o de caída. Factores indirectos los hay en grandes cantidades, pues van desde las expectativas de inflación europeas a la debilidad de la actividad real en EEUU, quizás más afectada de lo que en principio parecía.

Ni siquiera la grata sorpresa que supone la fortaleza creciente de Francia o la desaparición de la palabra deflación de los titulares sirven para calmar a los mercados. La renta fija soberana no se baja de la montaña rusa en la que se ha instalado en las últimas dos semanas, y de momento sigue siendo pronto para extraer conclusiones o para determinar si estamos ante un nuevo escenario.

Lo que sí conocemos es la debilidad del consumo norteamericano. Las ventas minoristas de abril se mantuvieron planas respecto al mes precedente, creciendo al menos una décima si excluimos automóviles, pero ambos datos por debajo de las estimaciones. La fragilidad de esta variable, que representa el 70% del PIB de EEUU, volvió a dejarse notar en los mercados.

Las consecuencias son menores perspectivas de subidas de tipos y por ende, apreciación del dólar. Por su parte, los inventarios suman una décima positiva en marzo, y el ratio sobre las ventas se mantiene aún muy elevado, lo que se puede interpretar como la necesidad de que, o bien la demanda alce el vuelo, o bien se reduzcan los niveles de producción. ¿El problema? Que la reducción de los inventarios iría directamente contra el PIB.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com