BLOG
03/09/2015 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

Esperando el mensaje

Buenos días.

Aprovechemos para respirar tranquilos con la celebración marcial de Pekín, que obliga a cerrar la bolsa de China y no enturbiar los mercados. Pero como de algo vive el hombre, la reunión del BCE será el tema estrella de la jornada, no en materia de tipos o estímulos, sino en cuanto al mensaje de después. Con los desplomes recientes, los inversores parecen estar esperando con ansias una nueva inyección de moral de cualquier banco central que permita recuperar, aunque sea parte de todo lo perdido este verano, porque como ya sabemos, ni macro ni micro que valgan.

Aprovechamos para liquidar rápidamente la macro publicada ayer. En Europa referencias a la inflación a través de los precios de producción, que nuevamente descienden arrastrados por las caídas de los costes energéticos, mientras que en EEUU, la procesadora de nóminas ADP registró 190.000 nuevos empleos, y los pedidos de fábrica suben cuatro décimas gracias al transporte. Aunque el indicador más importante eran los inventarios de crudo, que baten previsiones y vuelven a la tendencia de rotura de máximos.

Más allá de reuniones o simposios organizados, siempre es imprescindible extraer las conclusiones que nos deja el Libro Beige de la Fed, a pesar de que la ambigüedad sea la tónica general del mensaje: el crecimiento en EEUU sigue siendo de modesto a moderado y la fortaleza del dólar una amenaza. Pero esta vez hay novedades de calado. I) Por fin se empieza a reconocer cierta presión salarial, primer indicio muy a tener en cuenta para desencriptar la primera subida de tipos en años. II) La desaceleración de China ya se nota en las compañías norteamericanas, segundo indicio sobre política monetaria y que coincide con las preocupaciones del FMI sobre su impacto a nivel mundial.

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga

Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com