En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

En tiempos de incertidumbre, la calidad siempre te da ventaja

En tiempos de incertidumbre, la calidad siempre te da ventaja

Comparte este post:
Invertir en innovación es intrínsecamente arriesgado

La economía de los Estados Unidos es una de las más innovadoras del mundo, como lo demuestra su posición de liderazgo en biotecnología, coches eléctricos, venta al por menor por internet y software, entre otras industrias. Esta innovación no solo está estimulando el crecimiento de la economía estadounidense, sino que también está generando enormes beneficios para una serie de empresas con sede en Estados Unidos, que están reinvirtiendo para generar un mayor crecimiento y devolver capital a los accionistas en forma de dividendos y recompras de acciones. Creemos que la combinación de crecimiento y una rentabilidad por encima de la media ha sido el principal catalizador para que las acciones de EE.UU. superen a las acciones de otros países en los últimos años, y la razón por la que es probable que las acciones de EE.UU. superen su rendimiento en el futuro.

Si bien esto puede parecer una buena razón para duplicar la exposición de las acciones estadounidenses, el desafío es que invertir en innovación es intrínsecamente arriesgado. Los innovadores que alteran a las empresas establecidas pueden verse desequilibrados por los competidores emergentes. Para aquellos que finalmente tienen éxito, las cuestiones antimonopolio ocupan un lugar central. Y las empresas, incluso las que están bien establecidas como Facebook, pueden no funcionar correctamente. Además, las valoraciones de las acciones pueden llegar a ser excesivas cuando los inversores confían demasiado en las perspectivas de una empresa, lo que crea un riesgo significativo de pérdida de valor cuando el rendimiento financiero es decepcionante.

Por estas razones, los gestores del fondo Amundi Funds US Fundamental Growth, que invierte en compañías de gran capitalización de los Estados Unidos, creen que la mejor manera de captar la innovación y el crecimiento en la economía de los Estados Unidos es invertir en un número específico de empresas de alta calidad que tengan una rentabilidad por encima de la media, un amplio foso en torno a la empresa que ayude a proteger estos beneficios, y un crecimiento secular que sea estable y previsible.

Un ejemplo es MasterCard, que es enormemente rentable, como lo demuestra su rendimiento del 55% del capital. Su foso es amplio debido a un efecto de red: cientos de millones de consumidores utilizan MasterCard porque muchas empresas la aceptan, y millones de comerciantes la aceptan porque muchos clientes la utilizan. Además, una tendencia secular de alejamiento del efectivo sigue beneficiando a MasterCard, lo que resulta en un crecimiento orgánico constante incluso en tiempos de incertidumbre.

Una característica clave del fondo que resultar atractiva para los inversores en el entorno actual es que tiende a mantenerse mejor que el Russell 1000 Growth Index y otros fondos de crecimiento, mientras que los mercados de renta variable sufren caídas. En los últimos 6 años, por ejemplo, ha habido 15 períodos en los que el Índice de Crecimiento Russell 1000 ha disminuido un 5% o más. El fondo superó al Índice en 14 de los 15 períodos, con un rendimiento inferior solo en una fracción del uno por ciento.

Con la desaceleración del crecimiento global y la continua incertidumbre comercial en China, Europa y EE.UU., los gestores del fondo Amundi Funds US Fundamental Growth creen que este podría ser un buen momento para invertir en EE.UU., dada su exposición al crecimiento secular, en lugar de depender únicamente del crecimiento cíclico, que es el caso de muchas empresas no estadounidenses. También creen que puede ser un buen momento para reducir el riesgo invirtiendo en los tipos de acciones que el fondo favorece.

Andrew Acheson
Managing Director, Director of Growth, U.S., Portfolio Manager Amundi Pioneer

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario