BLOG
23/09/2015 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

El viejo modelo productivo de China está enfermo

Buenos días.

Las principales bolsas mundiales (o todas) sufrieron ayer un revés provocado por lo que se conoce como la casi imposible alineación de los planetas. Y eso que en Grecia, si gana Tsipras, ganan los mercados, pero parece que los miedos a que la ralentización económica se expanda a nivel global han tomado vida y amenazan mucho más allá del mundo emergente.

El escándalo aceptado por la alemana Volkswagen sigue dejándonos con la boca abierta, tanto por la magnitud del fraude ecológico como por el peligroso efecto contagio que esto tendrá, no ya sólo sobre una compañía amenazada con pagar multas multimillonarias, sino por el perjuicio sobre toda la industria automovilística europea. También están las materias primas, profit warning incluido, para las que ni siquiera guerras o desastres naturales suponen razón alguna para pegar un giro radical a la tendencia constantemente a la baja. Tampoco la Fed ha sabido calibrar el alcance de su mensaje, pues la ausencia de un incremento de los tipos oficiales está siendo interpretada como que algo no termina de carburar en la economía global. Demos gracias al cielo que por lo menos el riesgo político, aunque muy presente en España, hoy por hoy no supone un factor internacional de desestabilización.

Y si no había sido suficiente con lo sucedido ayer, la publicación del PMI manufacturero chino elaborado por Caixin nos trae el dato más bajo en seis años y medio. Con esto queda constancia de que el viejo modelo productivo de China está enfermo, y queda analizar a partir de ahora sus consecuencias en el mundo de las política monetarias, las materias primas, la inflación, …

Buen día.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com