BLOG
26/06/2014 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

El PIB 1T14 de EEUU resultó ser una decepción con mayúsculas

Buenos días.

La gran referencia del día, el PIB 1T14 de EEUU resultó ser una decepción con mayúsculas, que sin embargo, por tratarse de un evento pasado y en esta ocasión relativamente predecible, tuvo una virulencia muy inferior a lo que podría haber sido. Y decimos esto porque el comportamiento de las bolsas, lógicamente afectadas por el descenso de las cifras, terminó por mejorar según se acercaba el cierre.

Frente al 1% de caída de la primera estimación, la segunda lectura de la actividad en EEUU nos ha dejado un descenso casi tres veces superior, un -2,9%. Pero ya sabemos, porque lo hemos escuchado y leído sin parar, que las pésimas condiciones climáticas que afectaron a buena parte del país durante las primeras semanas del año tienen toda la culpa, y de ahí la bajada del consumo, el 70% del PIB de EEUU. Por si aún tenemos dudas, el reflejo de los indicadores más cercanos en el tiempo muestra que tras el fuerte impacto del mal tiempo, la normalidad ha vuelto para quedarse, algo que en gran medida explica el cierre positivo de Wall Street en la jornada de ayer. La publicación ayer del PMI de servicios correspondiente a junio así lo atestigua, 61,2 puntos frente a los 58,4 de mayo.

En cuanto a Europa, el verdadero partido que se está jugando enfrenta al conjunto de la zona euro contra Francia. A pesar de que aún es demasiado pronto para hablar de una recuperación sólida y establecida en términos generales, la preocupación por Francia no termina de desaparecer y la menor confianza de los empresarios es la última prueba de que algo hay que no funciona en nuestro vecino del norte. Mientras, Alemania sigue siendo el caso contrario. A pesar de que IFO y ZEW no están pasando por sus mejores momentos debido principalmente a la crisis ucraniana, los consumidores teutones han decidido mirar a otro lado para llevar al Gfk a máximos de siete años y medio.

Para cerrar el día de hoy, mencionar que dan comienzo las rondas de negociaciones para elegir al próximo presidente de la Comisión Europea con Juncker al frente de las quinielas. Pero el Reino Unido aún no ha dado su brazo a torcer y ha pedido una votación pública con la que no tanto demostrar el poco aprecio que tiene por las tesis europeístas del luxemburgués, como por poder cubrirse de cara a su electorado más alejado de Europa.

Buen día.

 

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com