BLOG
25/09/2015 AUTOR: Amílcar Barrios Vilallonga Morning meeting

El bastón lo tiene la Reserva Federal

Buenos días.

Poco les ha faltado a muchos inversores para lanzarse como rapaces a por todo el sector automovilístico europeo aprovechando la gran mentira creada por Volkswagen y que tiene a sus competidores en el alero, bien sea por cautela, bien por el miedo a que pudieran sufrir los mismos defectos de fábrica que la alemana. Sin embargo, a nadie escapa que el bastón de mando de los mercados pertenece a la Reserva Federal por voluntad divina. Después de las advertencias lanzadas la semana pasada sobre el estado de la economía global, la cuasi confirmación de que este año 2015 habrá subida de tipos dada ayer por Yellen es un bálsamo de claridad en este entorno de turbulencia continua, actuación siempre supeditada al desarrollo de los acontecimientos.

Con las palabras de la presidenta en la mano y echando un ojo a la batería de referencias macroeconómicas publicadas ayer, no es de extrañar esa necesidad de empezar a normalizar la política monetaria de EEUU. Cierto que los pedidos de bienes duraderos caen un 2%, pero la dependencia de los grandes pedidos de transporte o Defensa lo convierten en un indicador extremadamente volátil. En aquellos con tendencias más definidas sí se observa la mejora. El incremento del 5,7% de la venta de vivienda nueva mantiene al sector de la construcción a la cabeza, similar al mercado laboral, donde las peticiones semanales de subsidios por desempleo se mantienen estabilizadas por debajo de las 270.000.

En esta orilla atlántica no hay Grecia, pero hay España … aunque mejor dejarlo para el lunes con los resultados en la mano. Mientras, nos podemos entretener con el calendario de indicadores, empeñado día sí, día también, en mostrar la cara más amable de Alemania y el resto de Europa. La visión de la economía por parte de los empresarios teutones, a pesar de China, sube debido a las esperanzas de un crecimiento renovado de la actividad en esta segunda mitad de año, aunque no así confianza de los consumidores Gfk, que desciende más de lo esperado.

Antes de cerrar la semana, dos menciones a la energía y la inflación. Empezando por la primera, el peso del petróleo ha obligado al banco central noruego a recortar los tipos por sorpresa, aprovechando también para anunciar futuros movimientos en este mismo sentido. Y en esa misma línea podría entenderse el fracaso de los Abenomics para conseguir elevar la inflación al 2%, dado que ésta ha caído a terreno negativo por primera vez desde el lanzamiento del programa de compra de activos.

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga
Dirección de Inversiones

Contenido relacionado

¿Tienes alguna pregunta?

Si tienes alguna duda puedes ir a nuestra sección de preguntas frecuentes.
 
También puedes:
 
● llamarnos al 900 827 770 o 917 02 02 74
● enviarnos un mail a tressis@tressis.com