En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Adriza Neutral. Comentario semanal (22/01/2019)

Comentario semanal – Adriza Neutral (16/09/2019)

Adriza Neutral. Comentario semanal (22/01/2019)

Comparte este post:
Los mercados emergentes, en mayor o menor medida, tampoco han sido ajenos al optimismo de los países desarrollados

Semana de continuidad en la reacción alcista del mercado de principios de año, pero atentos a cómo el mercado justifica cualquier sospecha de cambio en la previsión del escenario macroeconómico.
Empecemos con los resultados:

Mantenemos un inicio de año exultante en términos de rentabilidad de activos de riesgo, tanto de renta variable como de renta fija. En cuanto a los primeros, el mejor comportamiento procede de Estados Unidos, área en la que el índice general S&P 500 sube más de un 6% y el selectivo tecnológico Nasdaq cerca de un 8%. En cuanto a Europa, la recuperación de precios está siendo menos intensa, pero no por ello despreciable: el Euro Stoxx 50 sube alrededor del 4% y el Dax alemán, un 6%. El rebote de precios, como decíamos, también está llegando a la renta fija, especialmente a aquella de mayor riesgo, como el high yield americano y las emisiones subordinadas más próximas al equity en la estructura de financiación empresarial.

Los mercados emergentes, en mayor o menor medida, tampoco han sido ajenos al optimismo de los países desarrollados y, sobre todo, a los mensajes recientes de los presidentes de la Reserva Federal y BCE que, si bien no han añadido novedades en la estrategia de política monetaria, sí han rebajado el tono relativo a la necesidad de una guidance estricta en el calendario de subida de tipos. Algo esperado, desde nuestro punto de vista, tras las consistentes subidas de los últimos años, la clara preocupación de los inversores en el último trimestre del año y un previsible menor ritmo de crecimiento. Con todo, divisas emergentes como el rublo, peso mexicano y real brasileño están recuperando valor en entornos del 4% respecto al euro.

La rápida recuperación de la rentabilidad de nuestra cartera, cuyos mayores catalizadores han sido la renta variable y el crédito, no nos coge por sorpresa. El giro bajista al cierre del año pasado llevaba implícito, en nuestra opinión, un excesivo pesimismo respecto a la fortaleza del ciclo económico, al que no queríamos doblegarnos, por lo que los precios actuales los consideramos apropiados para mantener nuestra actual distribución de activos.

No obstante, evaluaremos de cerca cualquier indicio de cambio, eso sí, de cambio significativo que altere sustancialmente nuestra estrategia. Entre ellos destacaríamos, por un lado, los resultados de las negociaciones comerciales, cuyo efecto creemos será marginal, salvo por novedades relativas al régimen de cumplimiento de garantías del acuerdo; y, por otro, del tono de los beneficios empresariales, cuya temporada acabamos de estrenar y de la que los bancos americanos están siendo los grandes beneficiados. En este sentido, queremos recordar a nuestros partícipes la importancia de la consistencia de nuestras inversiones y nuestro horizonte temporal de 3 y 5 años. Esto no significa que debamos abstraernos de las curvas que en el corto plazo puedan producirse; más bien todo lo contrario, ya que nos permiten evaluar la temperatura del mercado, su grado de aversión al riesgo, justificado o injustificado y, por tanto, las posibilidades de éxito de nuestra estrategia en dicho horizonte temporal.

Mientras tanto, mantenemos una exposición a renta variable del 52,7%, incrementada la semana pasada tras tomar mayor posición estratégica en el sector inmobiliario del Reino Unido (acumulado 3,1%), a través de compañías como Land Securities y British Land, que cotizan con descuentos cercanos al 40% respecto al valor de sus activos en libros.

Recuerden: si las letras del Tesoro ofrecen rentabilidades negativas, no hay retorno sin riesgo y, como siempre, “Tengan cuidado ahí fuera”.

Rafael Peña Gorospe
Gestor de Adriza Neutral

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario