En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

El optimismo puede ser un mal común entre los políticos de hoy

El optimismo puede ser un mal común entre los políticos de hoy

Comparte este post:
Morning meeting del 20 de noviembre de 2012

Buenos días.

De cómo la crisis en Europa está debilitando a las economías más fuertes es muestra la revisión a la baja de las expectativas del Bundesbank para el crecimiento de Alemania, así como la pérdida de la máxima calificación de la deuda pública de Francia por parte de Moody’s. En este último caso, la agencia, que comunicó su decisión esta misma mañana antes de la apertura, basándose en la debilidad de la economía y la vulnerabilidad de las finanzas públicas; además, criticó los planes del Gobierno para subir impuestos, señalando que los objetivos de crecimiento del PIB son demasiado optimistas ya que las subidas de impuestos lastrarán el gasto de los consumidores (equivalente a la mitad del PIB).

El optimismo puede ser un mal común entre los políticos de hoy, y puede que los de siempre. Depende, diría Mariano Rajoy defendiendo sus palabras de que “ha pasado lo peor”, como cita lapidaria (que se guardará en las hemerotecas) para marcar el primer año en el Gobierno.

Para optimismo, aunque moderado en cuanto a volumen, el de los mercados ayer. Primero, esperando por un acuerdo de Grecia que despeje esta incógnita de qué pasará con una economía que supone el 2,5% del PIB de la Zona Euro. Segundo, por las esperanzas de que los políticos en EE.UU. estén acercando posturas en sus negociaciones para esquivar el “abismo fiscal” o “fiscal cliff”, según su inclinación por los vocablos. Y es que Demócratas y Republicanos podrían avanzar posturas tratando de no tener que compartir ni pavo ni gracias el próximo 22 de noviembre. Igual estoy pecando de optimista.

Y volviendo a nuestro país, destaca en las tertulias la posible medida del Gobierno de conceder residencia a los extranjeros que compren pisos de 160.000 euros, encaminada a reducir el stock de viviendas y que afectará a los ciudadanos no-Shengen. “De fuera vendrán que tu casa comprarán”.

Buen día,

Montserrat Formoso Fraga
Directora de Gestión

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario