En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

De transición fue la jornada de ayer

De transición fue la jornada de ayer

Comparte este post:
Morning meeting del 9 de abril de 2013

Buenos días.

De transición fue la jornada de ayer. A pesar del cierre positivo de las principales bolsas europeas —a excepción de la española y la portuguesa—, éstas fueron de más a menos acusando sobre sus espaldas el peso de tantos frentes abiertos en el espectro del euro. Llámese Chipre, llámese desgobierno de Italia, o llámesele plan B de Portugal para buscar debajo de las piedras 1.350 millones de euros. Dicha cantidad, que representa el 0,8% del PIB luso, es lo que Portugal pensaba “ahorrarse” dejando de abonar una de las dos pagas extraordinarias que anualmente reciben funcionarios y pensionistas, y la rebaja de ciertas prestaciones sociales como las de desempleo. El Gobierno de Passos Coelho ha de llegar a la reunión del Eurogrupo con los números bien atados para poder reclamar cierta relajación de las condiciones de rescate ante la troika y la “Dama de Hierro” contemporánea, Merkel.

Siguiendo con reclamaciones, y amparado por el halo británico ante la visita fugaz del Primer Ministro Cameron, Mario Rajoy demandó cambios en los estatutos del BCE para que el banco central pueda inyectar dinero a las economías para impulsar el crecimiento. Ni más ni menos.

Pero en el entramado de la crisis europea destaca la relajación de las curvas de países como Italia, España o Francia, debido a la “caza” de rentabilidad de los inversores japoneses que dirigen su mirada, y su dinero, a la deuda soberana periférica. Excepción, sin embargo, la de Portugal, cuya prima de riesgo se ha tensionado en los últimos días.

Y aunque nada ha cambiado en el Viejo Continente desde ayer, las bolsas han abierto con más fuerza. Será por el cierre positivo de Wall Street de anoche, que dio paso a la publicación de resultados del gigante del aluminio Alcoa, dando el pistoletazo de salida de la temporada de resultados invierno-primavera del 1ºT13. La compañía ofreció un balance mixto con matices positivos: anunció un beneficio neto mayor que lo esperado por el mercado debido a unos importantes esfuerzos para reducir gastos, pero se quedó corta en su nivel de ventas motivado por la debilidad del precio del aluminio en los últimos meses. Lo que más gustó, sin embargo, fue que la compañía volvió a trasmitir una visión positiva sobre la evolución de la demanda del aluminio de aquí a final de año.

Desde EE.UU. a China, donde esta madrugada conocíamos que el IPC y el Índice de Precios de Producción (IPP) se habían moderado en marzo respecto al mes anterior. No es un dato bueno en sí mismo, pero supone una preocupación menos para la evolución en el corto plazo de la economía china.

Así que de transición se espera que sea la sesión de hoy en la que las referencias económicas serán escasas, y en la que a estas horas disfrutamos de un “alivio” bursátil. Aprovechen para leer los numerosos epitafios de la prensa de hoy, y de los que se pueden extraer muchas lecciones en la actualidad europea. Margaret Thatcher acuñó que “nadie recordaría al buen samaritano si sólo hubiera tenido buenas intenciones, también necesitaba dinero”… Y mientras, Sara Montiel cantaba aquello de “fumando espero”…

Buen día,

Montserrat Formoso Fraga
Directora de Gestión

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario