En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Telón de Fondo

ESTáS EN LA CATEGORíA: Telón de Fondo

And the winner is… ¡Germany!

Telón de fondo

El señor Gunter, consejero delegado de una empresa alemana, se levantó feliz el viernes pasado. Y no es la primera mañana que saluda efusivamente a su mujer y a sus hijos y comenta que buen día hace (aunque está nublado, como ocurre el 90% de los días en Alemania). El caso es que desde que el Banco Central Europeo (BCE) empezó a tomar medidas para prevenir un proceso deflacionista en la Eurozona, parece que cada día le hacen un regalo cuando se levanta. Y el jueves, al menos en opinión del señor Gunter –aunque por ser políticamente incorrecto, procura no comentarlo en público- la cayó el gordo cuando Draghi sacó el “bazooka”.READ MORE


Leer más

Y después del QE europeo… ¿qué?

Telón de fondo

Siempre insisto en que es mejor bajar impuestos con cargo a la reducción de los “michelines” del Estado (y no incluyo como “michelines” la educación, la sanidad, el transporte público, etc.) que fabricar billetes (QE). Pero ya que los políticos no están dispuestos a reducirse a la mitad o a vender las oficinas y ministerios donde tienen sus despachos en las mejores zonas de las ciudades españolas y trasladarse a las afueras (*), me quedo con el famoso: “a falta de pan…”.READ MORE


Leer más

“La realidad muerde”… al ahorrador y al inversor conservador

Telón de fondo

Corren ríos de tinta sobre la deflación. Que si la hay, que si no la hay, que si es buena, mala o mediopensionista, que si el término se refiere a la inflación subyacente o a la general (cuando al final todos los caminos llevan a Roma), etc. Twitter se llena de debates al respecto, algunos con argumentos tan demagógicos como que cómo va a ser malo que baje el precio de la leche, especialmente para las madres con hijos pequeños, sin pararse a pensar que cuando la inflación es “de la mala”, es decir, porque la economía está estancada y no sólo porque baje la gasolina, cierran muchas empresas o ven como se reducen sus ventas y sus márgenes. Eso complica sobremanera el alimento y el bienestar no ya de los niños, sino de toda la población.

Pero no se preocupen. No vamos a entrar en si la deflación es buena o mala. Por un motivo muy sencillo: para el ahorrador y el inversor no es buena ni mala. Simplemente “es”. No es más que un escenario –ciertamente, poco habitual para un español- donde también se puede ahorrar, invertir y obtener un buen rendimiento. Es buena si ahorradores e inversores organizan su cartera para obtener el mejor resultado posible en dicho escenario. Y es mala si no lo hacen. Así que mi primer consejo es tan sencillo como que no se pierda en debates y elucubraciones sobre si la deflación es buena o mala, porque, eso, per se, a quién más afecta es a la economía real, no a la financiera. Usted ahorrador o inversor, tiene una capacidad de maniobra que no tiene una empresa, o un asalariado al que le bajan el sueldo porque la empresa gana menos. Y dispone de activos e instrumentos financieros totalmente adecuados a dicho escenario.

Así que, pare evitar el ruido, que solo beneficia a quienes buscan sus 15 minutos de gloria en los medios de comunicación, a ahorradores e inversores –hablamos sobre todo de inversores conservadores- lo que de verdad les importa es la realidad. Porque no querer ver la realidad es malo en la vida en general –los anglosajones tienen una frase para esto que me encanta “la realidad muerde”-, pero en ahorro e inversión el mordisco puede resultar fatal.READ MORE


Leer más

Los Reyes Magos han llegado y nadie se ha enterado

Telón de fondo

No es fácil ganar en los mercados. Si lo fuera, todos los inversores serían ricos y, obviamente, no es el caso. Por eso, es muy importante aprovechar cualquier oportunidad. Y entre la tipología de oportunidades hay una que podríamos llamar “aprovechar cuando los arboles no dejan ver el bosque”. Consiste en aprovechar que muchas veces la gente se queda en lo inmediato y relativamente menos importante y no se fija en cosas importantes que pueden ser menos evidentes a primera vista. En el bosque, vaya.READ MORE


Leer más