En el Mundo de las Finanzas
hay que estar al día

Ayer no fue precisamente el día del calendario macro

Ayer no fue precisamente el día del calendario macro

Comparte este post:
Morning meeting del 22 de febrero de 2013

Buenos días.

Siguiendo la tónica de los días anteriores, los mercados financieros volvieron a experimentar una sesión de sufrimiento. Mención de honor para Italia, país en el que sigue pesando la incertidumbre que rodea a las elecciones del domingo, a la que se unieron el nerviosismo por la publicación el miércoles de las actas de la Fed y unos datos macro francamente decepcionantes en las dos orillas del Atlántico. Lo mejor, la subasta española y el ejercicio de transparencia del BCE, tan de moda en las últimas semanas.

Ayer no fue precisamente el día del calendario macro. Para abrir el apetito, Europa dejó unos PMI manufactureros y de servicios que rompían con la tendencia de recuperación marcada en los últimos meses, independientemente de si estaban por encima de los 50 enteros que marcan la expansión (léase Alemania) o por debajo (léase el resto de la ZE). Pero es que esta vez EE.UU. no hizo de soporte y decidió unirse a la fiesta de las decepciones macro: cierto que la confianza del consumidor de la Conference Board y la venta de viviendas de segunda mano mejoraron las estimaciones, pero los subsidios semanales de desempleo, el índice de actividad manufacturera de Filadelfia y el índice de indicadores adelantados lo hicieron peor, y junto al nerviosismo que ha dejado la división de la Fed, Wall Street también sufre.

Como comentábamos al inicio, algo bueno hubo. El Tesoro sigue acudiendo con éxito a los mercados de deuda, ayer subasta a 2, 6 y 10 años, con una colocación por encima del máximo y los costes de nuevo reduciéndose. Además el BCE publicó las tenencias de deuda periférica provenientes del programa SMP, finalizado en septiembre; a destacar, más de EUR 200.000 MM, de los que a España le corresponde una quinta parte.

Para cerrar la semana, la Comisión Europea ofrece sus previsiones económicas, aunque lo verdaderamente importante será comprobar si se flexibilizan los objetivos de déficit para los países cumplidores con las reformas.

Buen fin de semana.

Amílcar Barrios Vilallonga
Gestión de Carteras

Dejar comentarios

Deja Tu Comentario